C de CD

Queen, Guns and Roses, Europe, Kiss, Radiohead… Son muchos los grandes grupos del Rock legendario de los que aún resuenan grandes acordes en nuestras cabezas: We will rock you, The Final Countdown, Welcome to the Jungle, etc.

Si algo caracterizó a las grandes bandas Rock, es que desde la época de los 50 hasta bien entrados los 90, la mayoría de ellas se renovaron hasta mas allá de la perfección dejándonos literalmente agotados, sobre todo en sus conciertos donde el fiel fan ya no podía dar más de lo que llevaba dentro. Estadios hasta la bandera, aeropuertos colapsados viendo como sus “héroes” llegaban por fin a su país a tocar…el rock era vida.

Cierto es que actualmente las grandes bandas siguen remodelándose y muchas de ellas siguen saciándonos a base de coletazos de lo que fueron (Bon Jovi, U2, Metallica). ¿Hay alguien que recoja el testigo de todos aquellos mitos y lo eleve a un nivel “Supermassivo”? ¿Quién pudieran ser los actuales dueños del cotarro en el Rock de estadio?

Si has sabido interpretar bien las comillas anteriores, (y sino seguro que en alguna BSO los has escuchado), MUSE son los llena estadios, y agota-entradas del momento.

IMG-20160507-WA0008
Muse, presentando su álbum “Drones” durante su ultima visita en Madrid (2016)

Y es que este trío ingles ha sabido entender bien el Rock en todos sus momentos y fases, integrando métodos arriesgados pero exitosos, mezclando alternativo con disco, pasando por funk…en general, la única palabra que les define es ÉXITO.

Si les has escuchado, si sabes quienes son, poco puedo decir que no sepas, y sino, simplemente te sugiero empezar por su famosisisisisimo póquer (tantos si son necesarios, créeme):

  • Uprising
  • Time is Running Out
  • Plug in Baby
  • Knight of Cydonia.

Estas cuatro canciones son las que Matt Bellamy, Dominic Howard y Christopher Wolstenholme van a hacer que les des caña a tu día, las que hacen que el conductor de al lado se te quede mirando con una sonrisilla de envidia, y si te gustan los riffs cañeros de eléctrica, la intro de Plug in baby (considerada la mejor de la década de los 2000) hará que te quedes sin voz.

Uprising es esa canción de levantamiento contra todo que siempre te dan ganas de escuchar, sea el estado anímico y emocional en el que te encuentres, ya que siempre se te pasara algo por la cabeza o alguien a quien tengas que encararte. Pues esa, amigo mío, es la canción perfecta.

La melancolía desprendida por el bajo, el equilibrio perfecto entre letra e hipocondría que logran canciones como Madness, Dead Inside o Unintended te sacian a niveles a los que tu mente no puede regresar, y los que los pelos de punta de tu piel pueden dar fe de ello.

Y si pensabas que ya habías escuchado antes grupos así, es que no te has familiarizado bien con Supermassive Black Hole o Bliss, donde el trio y su visión universal, espacial y temporal nos muestran un ritmo atonal, de subidas y bajadas de los que empiezas a sudar en otra dimensión.

IMAG1367
Muse tocando “Animals” en el Estadio Olímpico de Barcelona (2013)

Estas son solo algunas canciones obligadas que todo buen fan del rock apreciara seguro, y si no, sus directos como el de Glastonbury 2010 o su gira Unsustainable te harán cambiar de opinión, sobre todo con la de punzadas en los ojos que te saldrán, ya que no hay mejor banda a nivel de efectos visuales que los de Teignmouth.

Y sino permíteme tres ejemplos: Exogenesis: Symphony Part 1 (Overture); The 2nd Law: Unsustainable y The Globalist. (¡¡¡Venga!!! A empaparte en Youtube).

En conclusión, y no solo me refiero a su conclusión en los conciertos, Knights of Cydonia, el temazo por excelencia, “la Champions”, la canción con la que o te mueres por ellos o los odias, no hay más; en fin,  lo que decía para no irme por las ramas, recomiendo lo que todo el mundo, aunque no es por ser ventajista: todos deberían ver a Muse por lo menos una vez en la vida y opinar;  más allá de eso, gracias a este trio por mantener el Rock en el lugar adecuado hoy día.

Anuncios